20 sept. 2011

Su perfume

Abrazas la flor hasta asfixiarla,
aquella que tuvo la osadía
de besar mis labios con ilusión.
Marchita entre tus dedos
se esfuma al igual que la amenaza.
Insensato, crees protegerme
y no sabes que empieza a gustarme.
Una sensación recorre mi cuerpo,
embarga mis días, altera mis sueños
y en ellos, creo ser libre.
Me veo danzando entre los campos,
con el gracioso impulso de un viento mágico,
sólo puedo aspirar tu perfume 
y envuelto en el
despierto a tu lado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario