28 nov. 2011

Pequeñas promesas


Y fue sembrando pequeñas promesas
ocultas entre sonrisas perversas,
buscando alterar su mundo, 
quebrar sus defensas,
el afán no hace falta decirlo.
Y se filtraron las ganas, la razón se esfumó
esa luna azul en el cielo despejado
como un faro incandescente
de cómplice sirvió.
Estaba escrito en el mural de sus sueños
cada sensación nacida del dolor se apagó,
como las velas de rituales ancestrales
como su voz en la partida,
como todo termina.
Comienza a dibujar un sendero a pulso,
necesita pintar esperanza a todo color,
suspenderse en una hoja bendita,
escribir hasta no sentir los dedos.
Y sólo entonces, volará sin miedos
y un día encontrará donde anidar. 

                                 

1 comentario: