28 dic. 2013

3D

"Y aunque los vientos de la vida soplen fuerte soy como
 el junco que se dobla pero siempre sigue en pie"
(RESISTIRÉ)

Desde niña siempre tuve la sensación de que algo marcaría mi vida al cumplir los treinta. No sabía exactamente que sería, sólo esperaba estar a la altura de lo que se presentara. El tiempo me dio la razón, siento que casi termino de atravesar un largo túnel oscuro y lleno de obstáculos, veo a poca distancia una luz intensa y la temperatura empieza a subir. El final de una etapa, una tan determinante para mi crecimiento personal, debo agradecer por tanto y a tantos, por todo lo positivo y negativo, he aprendido mucho.

El amor tocó a mi puerta con insistencia y aunque al inicio me resistí a aceptarlo, finalmente dejé que mi corazón decidiera. No es fácil arriesgar y volver a amar, principalmente cuando confiaste y te lastimaron, pero el tiempo pasa y las heridas sanan. Bienvenidos momentos perfectos, tan hermosos e intensos, pensaba que eran la recompensa que la vida tenia preparada para mi. Sin embargo, eventos adversos empañaron mi felicidad. A veces pienso y me atormenta saber que pude hacer más, pero no tiene sentido ahondar en esta parte ahora. Nada de lo que diga o haga podrá revertir lo que sucedió, ya no estarás y te extrañamos tanto.

Fueron meses de angustia y tristeza, también necesité apoyo pero lo pedía en voz baja como para que no se percaten o por mi propia naturaleza orientada a un afronte individual ante las adversidades. En fin, estos sentimientos que me carcomían eran menores o insignificantes frente a la tragedia que ocurría, en aquellos momentos no comprendía que también era mi tragedia por decisión propia. Sin embargo, no puedo negar que encontré apoyo en algunos (as), algo tan simple como una conversación puede aliviar tanto, es el soporte emocional que llega sin pedirlo, es la mano amiga que comprende y alienta a seguir.

Cuando creía que las cosas no podían empeorar, surgieron nuevas responsabilidades acompañadas de un ambiente hostil y con sobresaltos, comprobar que las personas no siempre son como se muestran es difícil y decepciona. Obviamente, como ser humano tengo defectos y he cometido errores, mis procesos son más lentos, según mi parecer, no significa que no reconozca mis faltas sólo me detengo a analizar y considerar esa posibilidad como tal, para corregir y asumir lo que toca. En ese ínterin, sé que he causado daño, me he disculpado por ello y he tratado de revertirlo, también sufrí y aún me siento culpable, no es una sensación agradable menos cuando se encargan de recordarte a menudo tus errores.

Descubrí mi primera cana a los treinta, lo he tomado como símbolo de sabiduría y experiencia. Además, tengo metas pendientes que son promesas conmigo misma, debo concluirlas y cerrar ciclos, ciertamente parecen proyectos titánicos pero no imposibles. Estoy a la mitad del camino, tres décadas no han pasado en vano, soy una mujer que vibra en la quietud de la vida, pueden pensar que falta chispa o emoción, se equivocan, aprendí a valorar la tranquilidad, dosificar y priorizar para disfrutar sin remordimientos. Sé  que volverán a formarse remolinos y algunas olas intentarán desestabilizarme, pero esta vez mis pies estarán firmes y conservaré mi centro. 





14 dic. 2013

RENACER


Cierra el círculo y retira la coraza,
las promesas se esfumaron,
las heridas ya sanaron.
Renacer,
 no es sólo voluntad y cambio,
es esencialmente un compromiso
 por la vida.


23 ago. 2013

Don't You Remember




PREGUNTO:
¿Cuando fue la última vez que pensaste en mi?,
¿me has olvidado completamente?
Acaso,
¿Recuerdas los motivos por los que me amabas?
Dime, ¿te veré de nuevo?.


4 jun. 2013

Mujer Celta


Las mujeres de origen Celta eran criadas tan libremente como los hombres. A ellas les era dado el derecho de elegir sus compañeros y nunca podrían ser forzadas a una relación que no querían.

Eran enseñadas a trabajar para que pudieran garantizar su sustento, eran excelentes amantes, amas de casas y madres. La primera lección era:
  • “Ama a tu hombre y síguelo, pero solamente si ambos representaran, uno para el otro, lo que la Diosa Madre enseñó: Amor, compañerismo y amistad”
  • Jamás permitas que ningún hombre te esclavice: naciste libre para amar, y no para ser esclava.
  • Jamás permitas que tu corazón sufra en nombre del amor. Amar es un acto de felicidad, ¿por qué sufrir?
  • Jamás permitas que tus ojos derramen lágrimas por alguien que nunca te hará sonreír.
  • Jamás permitas que el uso de tu cuerpo sea cercenado. Tu cuerpo es la morada del espíritu. ¿Por qué mantenerlo aprisionado?
  • Jamás te permitas estar horas esperando a alguien que nunca vendrá, aunque te lo haya prometido.
  • Jamás permitas que tu nombre sea pronunciado en vano por un hombre cuyo nombre ni siquiera sabes.
  • Jamás permitas que tu tiempo sea desperdiciado con alguien que nunca tendrá tiempo para ti.
  • Jamás permitas oír gritos en tus oídos. ¡ El Amor es lo único que puede hablar más alto!
  • Jamás permitas que pasiones desenfrenadas te lleven de un mundo real a otro que nunca existió.
  • Jamás permitas que otros sueños se mezclen a los tuyos, volviéndolos una gran pesadilla.
  • Jamás creas que alguien pueda volver cuando nunca estuvo presente.
  • Jamás permitas vivir en la dependencia de un hombre como si hubieras nacido inválida.
  • Jamás te pongas linda y maravillosa a fin de esperar un hombre que no tendrá ojos para admirarte.
  • Jamás permitas que tus pies caminen en dirección de un hombre que vive huyendo de ti.
  • Jamás permitas que el dolor, la tristeza, la soledad, el odio, el resentimiento, los celos, el remordimiento y todo aquello que pueda sacar el brillo de tus ojos, te dominen, haciendo enfriar la fuerza que existe dentro de ti
Y, sobre todo, jamás permitas perder la dignidad de ser... mujer
Sigue las enseñanzas de los celtas y ten una vida más digna! 

14 mar. 2013

Gracias MIAU



Chispas de felicidad aterrizan 
en mi maltrecho corazón. 
Llenan con colores momentos grises 
y crean otros inolvidables.

Manitas calentitas rozan mi piel 
por las mañanas, en invierno mejor.
Ronroneos mismos rezos y maullidos
con mensajes indescifrables.

Pequeños vanidosos con poses artísticas 
que parecen previamente ensayadas
mientras algunos muebles son víctimas
y mudos testigos de sus hazañas.

Mininos traviesos de ojos misteriosos
poseedores de una magia única
capaces de penetrar la coraza más dura
y arrancar una sonrisa genuina.

Energía contenida en diminutos cuerpecitos
activándose al ritmo de cascabeles,
explosión de movimientos gráciles
que terminan en la ansiada siesta.


-----------------------------------------------------------


PD: Dedicado a Druzila, Suri, Mechita y a tod@s aquell@s que han endulzado mi vida dejando maravillosos recuerdos :)


10 mar. 2013

S O Y



Soy hija de la noche,
esclava de algunos recuerdos,
amiga del tiempo silente
que mágicamente 
acaricia y envuelve.
Cómplice de algunos sueños
y testigo de cómo pocos se realizan.

No tengo mañanas con desayuno
en la mesa, un beso de despedida
en la puerta y tampoco un
paraguas que me proteja.

En mi mundo sólo hay frío, 
intenso frío
que me acompaña con una taza
de té de hierbas,
mientras el tiempo se encarga
 de borrar de mi memoria
la dulzura que un día
hubo en mi.



20 feb. 2013

Bienvenida

 Se me ocurre que vas a llegar distinta
no exactamente mas linda
ni más fuerte
          ni más dócil
                     ni más cauta
tan sólo que vas a llegar distinta
como si esta temporada de no verme
te hubiera sorprendido a voz también
quizá porque sabes
como te pienso y te enumero.

Después de todo la nostalgia existe
aunque no lloremos en los andenes fantasmales
ni sobre las almohadas de candor
                  ni bajo el cielo opaco.

Yo nostalgio
           tu nostalgias
                    y cómo me revienta que él nostalgie,

Tu rostro es la vanguardia
tal vez llega primero
porque lo pinto en las paredes
con trazos invisibles y seguros

No olvides que tu rostro
me mira como pueblo
sonríe y rabia y canta
como pueblo
y eso te da una lumbre
inapagable.

Ahora no tengo dudas,
vas a llegar distinta y con señales
con nuevas
            con hondura
                         con franqueza

sé que voy a quererte sin preguntas
sé que vas a quererme sin respuestas.



M. Benedetti

26 ene. 2013

Las coincidencias existen


Una mañana de un jueves aburrido y terriblemente sofocante me encontraba deambulando por las calles de Jesús María, no tenía un destino definido sólo deseaba recorrer aquellos lugares por donde hacía una década atrás anduve bien acompañada, los recuerdos asaltaban mi mente mientras que mis zapatos gastados y mis piecitos adoloridos pedían desesperadamente DESCANSO. 

Coloqué mi vista sobre un carrito de helados y un joven que lo conducía, me dirigí hacia él y le pregunte: "Tiene helados de hielo", enseguida respondió: "claro que si, hay  Mecano y Tornado",  inclinando la cabeza hacia el carrito pregunté: "tienes de fresa, es mi sabor favorito", él joven sonrío y respondió afirmativamente.

Oh cuanto alivio sentí con mi helado de fresa, poco a poco fui devorándolo pero disfrutando cada bocado, entonces reparé en la súplica de mis miembros inferiores, tracé una linea imaginaria tomando de referencia el punto donde me encontraba y justamente vi la puerta principal de un centro comercial que tenía asientos en la entrada, era sólo cuestión de cruzar la pista y hallar refugio en ese lugar, el semáforo en verde me permitió avanzar y mientras lo hacía mis latidos se aceleraron y un sudor frío recorrió mi cuerpo.

Estaba frente a aquel lugar, el primero de tantos encuentros, me acerqué lentamente a uno de los asientos, consciente de que lo esperé la vez primera ahí, era de noche y corría un viento ligero que en complicidad con mi larga cabellera me hacía ver más sensual, eso dijo al verme aquella vez. Terminé mi helado cuando escuché unas pisadas fuertes que se acercaban hacía mi, levanté la mirada y comprobé que él estaba frente a mi, así es, las coincidencias existen, mi primer amor volvió a mi.

Una media sonrisa, su marca personal me daba un cálido saludo, me incorporé en el acto y le dije: "Vaya que sorpresa, parece que este lugar se puso de moda" a lo que respondió con una carcajada, no me extraña siempre tuve ese toque para arrancarle una sonrisa o más que eso, luego me preguntó algo poco original: "como estas?", típico en él, "Muy bien, como podrás apreciar" le respondí.

Me dijo: "Deseas caminar?", moví la cabeza en señal de aceptación, fue así que continuamos nuestra conversación por esas calles que eran tan nuestras y hoy cómplices de esta hermosa coincidencia, parecía que nos habíamos despedido hacía unas pocas semanas, la confianza y el placer de quienes disfrutan de la compañía mutua sólo es el reflejo del vínculo que nació y se alimentó de un especial sentimiento que ni el tiempo, ni las distancias u sombras perniciosas podrán romper.




13 ene. 2013

Murio una flor


El Dios de mis padres está
llorando en un rincón de mi casa,
junto a una maceta donde yace
la flor de mi inocencia.

Se ha quedado absorto al ver
mi danza eufórica a un Silfo,
 mientras que mi vergüenza consternada
le increpa por esta imprudencia:

¡Dónde estabas cuando esos hombres
malos asesinaban su risa!
¡Qué hacías mientras cada centímetro
de su cuerpo se vendía en un mercado!

El Dios de mis padres sigue llorando
en un rincón de mi casa,
de pie ante un verdad que
le dio asco mirar.